viernes, 27 de marzo de 2015

¿Es que no hay guionistas infértiles?

Supongo que sí los habrá, pero es que no se nota. Hago memoria de series con mucho éxito y siempre hay algún episodio de infertilidad tratado de forma frívola, sin darle importancia, por eso digo que los guionistas deben ser todos muy fértiles, porque sino no me lo explico.

Y para entretenerme un poco en esta Ecoespera y tratar de alejar un poco los fantasmas, ahí van 3 ejemplos de series de éxito en los que la infertilidad de algunos de sus protas se ha tratado, a mi entender, de forma irreal:

FRIENDS.
Muy fuerte. La pobre Mónica siempre ha manifestado su deseo de ser madre, siempre. Rachel no tanto. Pero llega la boda de Mónica y resulta que Rachel se ha quedado embarazada sin querer, y se hace el test en plena boda, para más inri. Después para colmo, cuando da a luz, no tiene otra que robarle el nombre a Mónica! Porque Mónica le suelta el nombre que siempre le habría gustado para su hija (Emma), y se lo queda Rachel! Vale que con el consentimiento de Mónica, vale que en esas Mónica todavía no sabe que tiene un problema de fertilidad, pero es que tiene narices!! Después Mónica y Chedler intentan ser padres sin éxito, le diagnostican algo a Chedler (no me acuerdo el qué), pero vamos, que acaban adoptando y muy felices, aunque en la realidad lo de adoptar no es tan fácil.



MODERN FAMILY.
No es infertilidad tal cual, porque ahora hablamos de Cameron y Mitchel, la pareja gay, los cuales por razones obvias solo tienen la opción de adoptar. Tienen adoptada una niña vietnamita, y cuando deciden adoptar un segundo niño todo son trabas, no hay manera, y lo pasan mal, realmente mal. Finalmente se les cierra esa puerta, y cuando están intentando pasar página y superar el trance, llega Gloria, la mujer del padre de Mitchel, cuarentona, a decir que se ha quedado embarazada, por supuesto sin querer, y a ellos nadie les presta atención, que se queden solos con su dolor, que adopten un gato y todo solucionado. Venga ya!!!!



COMO CONOCÍ A VUESTRA MADRE.
Lili siempre ha querido tener hijos. Robin nunca. Pero cuando a Robin le dicen que nunca podrá tenerlos, se le queda la espina clavada, porque una cosa es no querer, y otra distinta no poder. Llega el día de la boda de Robin y cómo no tiene que saberse, aunque no sea de forma voluntaria, que Lili está embarazada de nuevo (porque ella y Marshall ya tienen un niño). En fin, en realidad esto es menos grave, lo único que parece que no pueden respetar las bodas de las demás. Lo que pasa es que cuando ví este capítulo estaba en mi primera betaespera y por un momento odié a Lili, qué fácil lo tuvo, y encima suelta que presiente que es una niña estando de muy pocas semanas, y al final resultó que sí era niña, ¡¡Amos Hombre!!



En fin, aquí he soltado unas cuantas chorradas que espero al menos hayan resultado un poco entretenidas. Alguna conoce algún episodio parecido??

4 comentarios:

  1. Creo que lo que pasa es que la mayoría de series cómicas pretenden que te rías y que pienses que, en el fondo, la vida es más rosa de lo que es.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, no hay que olvidar que son series cómicas. Lo que pasa es que si tratan una enfermedad o una muerte me parece que lo hacen con menos frivolidad. En fin, que la entrada ha sido por mero entretenimiento.

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo. No hay serie que este viendo que no acabe con una embarazada, de las de ... Uy si no me di cuenta y ahora embarazados y felices. Y otros penando ... Total que ya llevo unas cuantas series abandonadas ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, no se dan cuenta que hay mucha gente sufriendo con eso. Menos mal que no soy solo yo la que lo veo. Un abrazo

      Eliminar