jueves, 14 de mayo de 2015

Carta a mis eternos bebés

Hola Jimena, pequeña mía. Hace ya 5 años de tu partida.
Perdóname por no haberte escrito antes. A los meses de tu marcha empecé a pensarte una carta de despedida, pero supe que tu hermano A. estaba en camino y entonces la aparqué. Me concentré en su llegada, en que estuviera bien, y de alguna manera me reconcilié con tu pérdida porque supe que el propósito de tu partida fue para que pudiera venir él. Exactamente, si no te hubieras ido él no habría llegado. Y es lo mejor que me ha pasado.
Pero debí haberte escrito. En ningún momento te he olvidado, ni lo haré.

Ahora se me ha ido Estela. Mi pequeña Estela. Cuánto te he luchado? Cuánto te he soñado, anhelado, imaginado...? Mi gran lucha por ti la he fundamentado en gran parte para que A. tuviera un hermano. Por fin viniste pero igualmente te me has ido y no he podido entender el por qué.
Ahora creo, quiero imaginar que viniste para acompañar a Jimena, para que no estuviera sola. Ella estaba antes, así que el hermanito va para ella.
Por favor quereos mucho.

Esto no se me da nada bien. Me tengo por excéptica, atea, de las que no creen en nada más allá de la propia naturaleza. Pero vosotras sois mis hijas y siempre lo seréis. Habéis estado en mi barriga, habéis vivido a través de mí y eso no va a cambiar. No os enfadéis porque la gente no os de importancia, porque piensen que solo fuisteis un puñado de células, porque yo no sepa si de verdad fuisteis niñas o no. Sois mis hijas, yo lo sé. Pensé y soñé vuestros nombres mucho antes de que empezarais a ser, sobre todo el tuyo Estela, por la que tanto he tenido que luchar. No os preocupéis, estos nombres son los vuestros. No los usaré.

Ahora permitidme que siga en este otro lado. Que cuide de vuestro hermano A. Vosotras ya no me necesitáis pero él sí. Estela me habría encantado que pudieras jugar con él en este lado, pero vale, juega con Jimena, si eres más feliz así, sea.
Siempre seréis mis niñas, mis eternos bebés.

Os quiere:
Mamá.

5 comentarios:

  1. Que palabras tan duras Stela. siento mucho que hayas pasado por esta tragedia. Es muy injusto contar con tantas estrellas nuestras en el cielo. Seguiremos adelante sin olvidarlas. muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya Nebi, pues no me había dado cuenta que estas palabras pudieran sonar tan duras. Lloré mucho mientras las escribía, pero después me sentí mejor.
      He seguido tu historia y no, no es justo tener tantas estrellas. Esperemos tener algún día nuestra recompensa.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Ánimo compañera de fatigas, prbablemente como bien dices, escribirlo ha hecho que te liberes un poco. Hay que seguir y no desistir, eso sí el ritmo lo marcais vosotros. Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me alivió un poco. De todas formas nos queda mucho. No sé ni qué ritmo tenemos, ahora está todo parado.
      En fin. Gracias por todo.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar